¿Eres un manitas y te gustaría construir tu propia sauna en un espacio que tienes en casa? ¿Tienes curiosidad por saber cómo se construye? Entonces, sigue leyendo este post porque vamos a darte todas las pautas para que te hagas tu propia sauna, o para que calmes tu curiosidad.

Pasos a seguir para crear tu sauna

Tener una sauna en casa puede ser un lujo que nos permita relajarnos tras un largo día de trabajo y cuidar nuestra piel. Son muchas las personas en nuestro país que ya han instalado una. Aunque estas son más comunes en países fríos como Finlandia, los beneficios que aporta la sauna son muy valorados en todo el mundo. ¡No nos extraña que quieras tener una! ¿Qué pasos debes seguir?

¿Cómo se construye una sauna?

Busca un espacio adecuado

Lo primero es contar con un espacio suficiente para montarla. Esta zona debe tener fácil acceso a las tuberías y la electricidad. Hay quienes eligen quitar la bañera, hacer un pequeño plato de duda, y usar el resto del espacio para una sauna.

Instala lo necesario

Si la zona en la que has decidido instalar la sauna no tiene las tuberías o cables necesarios, es posible que tengas que hacer alguna instalación extra.

Estructura interna

Ya que tenemos el espacio y la instalación, vamos a comenzar con la estructura interna. Esta debe ser sencilla, pero robusta, de madera y debe tener varios puntos de ventilación.

Cubrir la estructura

Una vez que esté hecha, hay que aislarla con fibra de vidrio y añadir una barrera de vapor que mantenga la humedad de la fibra y así perdure por más tiempo.

Forrar la estructura

Una vez cubierta con fibra de vidrio, toca forrarla con listones de madera. Hay que dejar al menos uno o dos puntos de ventilación en techo y suelo o una pared, que podemos cubrir con rejillas.

El techo

Cuando ya tenemos todo esto, toca tapar el techo. Hay quienes eligen hacerlo con baldosas, aunque estas se calientan demasiado y podrían despegarse si no está hecho por profesionales. Por tanto, es mejor usar madera.

Instala el sistema

Hay dos maneras de calentar una sauna:

  • Con piedras que se calientan a través de un horno.
  • Con infrarrojos, a través de un termo instalado en la sauna.

Coloca el suelo

Usa mosaicos de cerámica para cubrir el suelo. Estos guardarán la humedad y permitirán que el calor no se vaya.

Luego, debemos cubrir con listones o mosaicos de madera, según tu gusto. Elige antideslizantes.

Instala el calentador

Ya solo falta el paso casi final: instalar el calentador que irá unido al sistema de calefacción.

Puertas y bancos

Y por último, agrega bancos, puertas y ventanas. No olvides poner un tirador a la puerta de entrada.

Como ves, si eres un poco manitas, puedes construirte tu propia sauna. Aun si no lo eres y quieres tener este espacio de relax en casa, habla con nosotros para que te hagamos un presupuesto personalizado.