Ir a un SPA es una de las experiencias más relajantes que existen. No hay duda de que ir e vez en cuando a un centro nos hace sentir bien por unos días, aunque luego, nos toca repetir. ¿Por qué no tener tu propio SPA en casa? ¿Qué diferencia hay entre uno y otro?

Diferencias entre el SPA de un centro y el de casa

No hay duda de que hay diferencias enormes en lo que se refiere a infraestructura, pues difícilmente podamos contar con miles de metros cuadrados en nuestro hogar para montar un centro SPA. No obstante los beneficios y algunos de los tratamientos más característicos siguen siendo los mismos.

En los dos te puedes relajar

De esto no cabe ninguna duda. Sea cual sea el SPA, en un centro o en casa, la relajación está asegurada. Se ha demostrado que el agua y las burbujas provocadas por los chorros del SPA nos relajan al máximo eliminando el estrés del día a día por varios días.

En casa es más económico

Otra verdad patente es que tener un SPA te ahorrará muchísimo dinero, especialmente si eres un apasionado de los SPA y los tratamientos. Es cierto que consumirás más luz que con una bañera convencional, pero la experiencia merecerá la pena.

En casa, siempre a mano

¿Te imaginas tener un SPA a tu alcance siempre que quieras? Pues esa es una ventaja de instalar un SPA Home en casa. Sin necesidad de gastar más, sin tener que depender de horarios, de aforos ni de limitaciones de uso, ¡solo tuyo, para ti, por ti!

Todos los tratamientos que quieras

Es cierto que en un centro puedes tener muchas más opciones de tratamientos, como masajes y otros, que, difícilmente podrás hacerte tú solo en casa. No obstante, hay muchas funciones que puedes agregar de manera opcional a tu SPA y disfrutar de un tratamiento completo.

¿Qué diferencias hay entre un SPA en casa al de un centro?

Solo tienes que sacar tiempo para ti antes y después del chapuzón y hacerte mascarillas en la cara y el pelo, ponerte cremas hidratantes etc. ¡Cualquier mimo que quieras darte, ese es el momento!

Con quien quieras en casa

Tener un SPA en casa te da la opción de invitar a tu familia y amigos a daros una sesión de relajación juntos. Esto es una gran ventaja a tener en cuenta a diferencia de un SPA en un centro en el que tienes que compartir las instalaciones con personas que no conoces. Además, si bien es cierto que esos centros se extrema la limpieza, hay posibilidad de coger hongos.

Como ves, hay muchas ventajas de tener un SPA en casa. ¿Te gustaría disfrutar de ellas? Pues habla con nosotros y te haremos un presupuesto personalizado para que tengas tu SPA en tu hogar antes de lo que imaginas. Tú solo relájate y disfruta, del resto nos encargamos nosotros.