Las saunas son famosas en todo el mundo. Aunque tienen origen en Finlandia, sus efectos relajantes y beneficiosos para nuestro exterior y también nuestro interior, han trascendido fronteras.

Hoy podemos disfrutar de las saunas en SPA’s, hoteles, gimnasios e incluso algunas urbanizaciones que tienen una de uso común. Cada vez sabemos más sobre ellas, aunque no hay duda de que también hay mucho que se dice de la sauna, y no todo es verdad. ¿Te gustaría conocer algunos de los mitos sobre el calor seco y las saunas que no son ciertos en absoluto? ¡Pues vamos!

La sauna adelgaza

Este es uno de los mitos más sonados con relación a la sauna. Es cierto que en las sesiones de sauna se pierde mucho líquido debido a la sudoración que provoca, pero si estas sesiones no se acompañan con una dieta sana y equilibrada no servirán de mucho. También es recomendable hacer un poco de ejercicio de manera regular.

Protege de los resfriados

Es posible que la sauna elimine patógenos que pueden provocar problemas respiratorios, pero que elimine una afección como el resfriado como tal, no. Este es un mito extendido que no es cierto en lo más mínimo.

¿Verdadero o falso? Todo sobre la sauna

Aumenta la esperanza de vida

Está claro que todo lo que hagamos por mejorar nuestro cuerpo, ayudará a sentirnos mejor con nosotros mismos y a retardar el envejecimiento. No obstante, afirmar que vamos a vivir más años por usar una sauna, no es realista. De hecho, la esperanza de vida en Finlandia, país originario de la sauna, es la misma que en muchos países en los que no las utilizan tan repetidamente.

Se hacen músculos

Hay que tener claro que los músculos solo crecen a base de ejercicio regular. Es cierto que, antiguamente, se usaban las saunas como recuperador del ejercicio, pero eso no significa que aumentara los músculos. Puede favorecer la recuperación, pues el calor los dilata, pero no los tonifica.

Afecta positivamente a la vida sexual

Este es un mito muy difundido y no es cierto en absoluto. Todo lo contrario, hay estudios que intentan demostrar que las sesiones prolongadas y frecuentes de sauna pueden disminuir las funciones sexuales.

Verdades sobre la sauna

Del mismo modo que hay mitos, también hay realidades sobre las sesiones de sauna que queremos comentarte.

Elimina toxinas

Totalmente cierto. La sudoración que provoca estar dentro de la cabina a unos 100º favorece la limpieza externa e interna de la piel.

Limpia la piel

El calor abre los poros potenciando la limpieza de la piel y haciéndola ver más suave. Además, se eliminan toxinas internas y células muertas. Para que esto surta un mayor efecto, lo más recomendable es darse una ducha antes y después de la sauna.

Aunque existen muchos mitos alrededor de las saunas, estas también presentan muchos beneficios, por lo que tener una casa en casa puede ser una excelente idea. ¿Te gustaría? Pues en SPA Home somos expertos en su instalación. ¡Habla con nosotros y te haremos un presupuesto sin compromiso!